MFT 02x14: The One With All The Books

I mean, not *all* the books, but certainly *some* books

Hace bastante tiempo que, por varios motivos, leo casi exclusivamente en el Kindle.

El principal es que suelo leer en la cama, y los libros físicos claramente no se pensaron para eso: no tienen luz, y a partir de un cierto tamaño son realmente incómodos de manejar (no quiero ni imaginarme teniendo que leer en papel las mil doscientas cuarenta y ocho páginas de Oathbringer, sin ir más lejos). Por no hablar de lo mucho que se echa de menos un diccionario de inglés integrado en el libro cuando no lo tienes.

Pero la lectura electrónica también tiene sus desventajas: cuando lees en papel se crea una especie de vínculo con el libro que, en muchos casos, se pierde al leerlo en formato digital. Hay libros que he leído hace no mucho tiempo de los que no recuerdo absolutamente nada, y estoy convencido de que gran parte del motivo es haberlos leído en el Kindle y no haberlos tenido en la mano, no haberlos visto en la mesilla noche tras noche, no haber recibido un paquete con ellos o haber ido a una librería a comprarlos.

Así que hoy os traigo una lista de libros que me gustan tanto que los he comprado en papel; o que creo que me van a gustar tanto que los he comprado en papel; o que todavía no he comprado en papel pero que me han gustado mucho; o que… en fin, dejémoslo en que os traigo “una lista de libros”.


Como todo parece indicar que seguimos en 2020, tengo que empezar por dos libros que no habrían existido de no ser porque estamos en los tiempos en los que estamos.

El primero, por supuesto, son las Crónicas de la Cuarentena de mi amiga Cintia. Decía en mi resumen de la primera mitad del año que, a pesar de haberlas leído dos veces en poco tiempo, la segunda vez las había disfrutado tanto o más que la primera. Pues ahora que el libro está en papel he vuelto a leerlas, y mantengo lo dicho, pero después de (al menos) una lectura más: me he reído igual, me he emocionado igual y las he disfrutado igual. ¿Qué más se puede decir?

El otro es Diario de estar por casa, que recopila las viñetas que Laurielle Maven fue publicando durante el confinamiento y que, entre otras muchas viñetas divertidísimas, tiene ésta que tan bien me representa:

Cuando oigo Hamilton mi cerebro pierde la capacidad de hacer cualquier cosa que no sean los coros.

Pocas veces he comprado un libro más rápido que The Seven Deaths of Evelyn Hardcastle: en el momento en el que leí que era “una mezcla de Agatha Christie y Groundhog Day*” supe que estaba escrito para mí. Lo compré en ebook, lo devoré y en cuanto pude me compré también la (preciosa) edición en papel. Dato curioso: el libro me recuerda un montón a The Sexy Brutale, que no sólo es un juegazo sino que además tiene una banda sonora magnífica.

Así que en cuanto se anunció The Devil and the Dark Water lo reservé en papel también, estoy leyéndolo ahora mismo (no *literalmente* ahora mismo) y apenas me durará un par de días más. Esta vez Stuart Turton está más cerca de Sherlock Holmes que de Agatha Christie, y curiosamente también me está recordando a un gran juego, Return of the Obra Dinn, que no he terminado todavía pero al que espero returnar (perdón) en algún momento.

* “Atrapado en el tiempo”, para la gente a la que le gusta que los títulos de las películas describan exactamente lo que pasa en ellas. Véase también “La semilla del diablo”.


Working on a Song: The Lyrics of HADESTOWN: Mitchell, Anaïs: 9780593182574:  Amazon.com: Books

Otro libro que reservé en cuanto lo anunciaron y que me ha llegado hace poco es Working on a Song, en el que Anaïs Mitchell habla del proceso de creación de Hadestown.

Todavía no lo he empezado, y en lo que a libros sobre musicales se refiere tiene el listón realmente alto con The Hamiltome, pero Hadestown mola TANTO (en serio, mirad cómo mola) que muy mal se tiene que dar para que el libro no me encante.


Book cover: Goodbye, again. Essays, reflections, & illustrations. By Jonny Sun.

Y hablando de reservar libros, ya he reservado también el libro que va a sacar Jonny Sun en marzo de 2021, Goodbye, again

… que no es el primer libro de Jonny Sun que voy a tener en papel, porque ya me compré en su momento Gmorning Gnight! (el que Jonny Sun ilustraba los tweets de buenos días/buenas noches de Lin-Manuel Miranda)…

… y que además me recuerda a otro libro que también me encantó y también tengo en papel, Someone Who Will Love You In All Your Damaged Glory, de Raphael Bob-Waksberg, creador de BoJack Horseman…

… en cuya última temporada trabajó como guionista Jonny Sun.


Y por terminar con unos libros que (aún) no tengo en papel: el día 5 sale Rey Blanco, el cierre (suponemos, que con Juan Gómez-Jurado nunca se sabe) de la trilogía de Antonia Scott y Jon Gutiérrez.

Sospecho que no me durará mucho más de un par de días, como me pasa siempre con sus libros, que además de porque son geniales merece la pena comprar por otro motivo: Juan Gómez-Jurado es de los pocos escritores que pone los eBooks a un precio razonable desde su lanzamiento (¡a menos de 5 euros!), y además tiene el detalle de ofrecerse a regalártelos si, por lo que sea, no te los puedes permitir.


Bonus track: en 2016 empecé a llevar con regularidad la cuenta de los libros que voy leyendo en Goodreads, pero desde hace unos meses estoy usando también The StoryGraph, que da un poco menos sensación de ser una web de finales de los 90 y que además hace al menos dos cosas mejor que Goodreads: te deja usar medias estrellas (y hasta cuartos de estrellas) en las reviews (!) y te facilita muchísimo descubrir nuevos libros.

Así que nada, si queréis saber lo que estoy leyendo lo tenéis bien fácil, no tenéis más que seguirme en alguna de las dos plataformas (por ahora estoy manteniendo ambas). Y os digo más: si queréis suscribiros al blog, ¡también podéis!